top of page
Infografías

 

 

 

La exploración del significado a través de la creación artística

Infografías interactivas

 

Como resultado del análisis hermenéutico de los diarios, los diálogos filosóficos y las autoetnografías elaboradas por los artistas del LAE, construimos un modelo que da cuenta de las formas como la creación artística genera comprensión acerca de la experiencia espiritual. Entendemos que la comprensión es un proceso de descubrimiento y expansión graduales del sentido que van más allá del entendimiento intelectual y el procesamiento de información. Este proceso se mueve a través de diferentes momentos interpretativos (locus de comprensión) e involucra diversos mecanismos de elaboración del significado.

 

Momentos interpretativos o Loci:

 

Locus 1. Experiencia (L1). Toda experiencia es ya de suyo una forma comprensión, es decir, un modo de captar significado y actuar significativamente. Nuestras maneras de vivir y estar en el mundo expresan nuestra comprensión de él, la cual está encarnada en nuestras prácticas y formas de relación. Pero cuando se trata de la experiencia espiritual el vínculo con la comprensión es mucho más fuerte, pues en ella sentimos que descubrimos el sentido profundo de nosotros mismos y la existencia. 

 

Locus 2. Proceso creativo (L2). El atisbo del sentido que se da en la experiencia es desarrollado mediante las exploraciones propias del proceso creativo, para descubrir nuevos matices de significado. En este nivel, la comprensión puede desenvolverse de diversas formas: en ocasiones se trata de resignificar experiencias pasadas a la luz de lo que revela la experiencia que se está explorando. Otras veces, la exploración misma de los recursos técnicos y los materiales propios de una disciplina artística producen una especie de revelación sobre el asunto que se está trabajando. En el LAE fue frecuente encontrar que el proceso creativo resulta una experiencia espiritual para los artistas.

 

Locus 3. Obra (L3). La elaboración del sentido adquiere aquí un nivel de independencia. La obra es un universo de sentido autónomo que ya no pertenece al artista. Está abierta a las múltiples interpretaciones de los espectadores, quienes descubren nuevos matices de significado. El artista, como primer espectador, tiene aquí la oportunidad de expandir nuevamente el sentido trabajado durante la creación.

 

Locus 4. Vida del artista (L4). La comprensión artística genera transformaciones en la manera de pensar, de sentir y de vivir del artista. En este nivel, los artistas describen cómo se afianzan, se profundizan o cambian sus preconcepciones. De este modo se profundiza el autoconocimiento, así como la capacidad para identificar llamados a modificar ciertos hábitos y formas de vida como respuesta a la comprensión en desenvolvimiento.

 

Procesos de generación de sentido:

 

En cada uno de los locus anteriores identificamos 5 formas de descubrimiento y elaboración del sentido, cada una de las cuales permite captar aspectos de significado diferentes. 

 

Percepción: Percibir es captar significado. Frecuentemente, el significado se manifiesta a los sentidos como una intuición difusa que llama la atención del artista, como una sensación estética que parece transmitir un mensaje que requiere ser elaborado mediante el proceso creativo. Además de la producción de obras, el arte es una manera de percibir el mundo. 

 

Saber-hacer: Antes que producir ideas o conceptos, comprender es ser capaz de hacer algo, saber comportarse acertadamente en una situación. Aquí el significado se muestra en lo que hacemos, sin que sea necesario formularlo en el lenguaje. Esta comprensión encarnada es propia tanto de la maestría técnica en una disciplina artística, como de las habilidades que desarrollan las prácticas espirituales y los hábitos propios de una forma de vida.  

  

Comprensión emocional: Hay significados que solo podemos captar mediante las emociones. Esto es propio de la comprensión espiritual que descubre el amor, la compasión, o la plenitud como rasgos de la realidad fundamental. Expresar estas emociones desborda las capacidades del lenguaje ordinario y motiva la creación artística. 

 

Ver-como: Las ideas y conceptos también tienen un lugar en la comprensión espiritual alcanzada mediante la creación artística. Por un lado, las creencias previas de los artistas pueden orientar la interpretación de sus experiencias y su proceso creativo; por el otro, a partir de las experiencias artísticas y espirituales surgen nuevas maneras de ver, se establecen relaciones inesperadas, e incluso se formulan conceptos originales para dar cuenta del sentido que se ha descubierto.  

 

Percibir el misterio: La experiencia espiritual se caracteriza por momentos intensos en los que los artistas sienten la revelación del sentido profundo de la existencia. Este proceso es semejante a una forma de percepción mediante la cual se descubre la presencia de lo divino en la realidad y la vida interior. En tanto que esta intuición directa de lo trascendente ocurre en ocasiones durante la creación artística, da la sensación de que el artista es “un canal” para transmitir un sentido que viene de más allá de sí mismo(a). 

 

Las siguientes infografías interactivas muestran cómo funcionan estos procesos en el desenvolvimiento de la comprensión en algunos casos descritos por los artistas del LAE. 

Publicaciones
bottom of page